Polonia abraza la energía nuclear

https://neutronbytes.files.wordpress.com/2023/05/osge-sites.png

Polonia necesita electricidad, y tiene que quemar menos carbón para cumplir con los objetivos climáticos. Varsovia es uno de los países que más depende de este recurso. Concretamente, en 2022, el 70,42% de la electricidad provino de la quema de carbón. Y como bien es sabido, esta práctica contamina, y mucho: las emisiones de dióxido de carbono en el país alcanzan los 928 g de CO2/kWh, las más altas de Europa y una de las más altas del mundo.

Según la Agencia Internacional de la Energía, un aspecto central de la política energética de Polonia es reducir la dependencia del carbón, especialmente para la generación de electricidad. Es por ello que, Varsovia, con el objetivo de descarbonizar su economía, ha apostado por la energía nuclear.

Recientemente, el Ministerio de Clima y Medio Ambiente polaco ha declarado que pretende construir 24 pequeños reactores modulares (SMR) con una capacidad total de 7,2 GW distribuidos en seis centrales nucleares. Concretamente, cada central nuclear contará con cuatro SMR BWRX-300 de 300 MW fabricados por la empresa estadounidense GE Hitachi Nuclear Energy (GEH). Se espera que entren en funcionamiento en 2030.

Las plantas serán desarrolladas por Orlen Synthos Green Energy (OSGE), una empresa conjunta entre las empresas polacas Orlen y Synthos. Estarán ubicados en Ostrołęka, Włocławek, Stawy Monowskie, Dąbrowa Górnicza, Nowa Huta (cerca de Cracovia) y la Zona Económica Especial de Tarnobrzeg.

En diciembre de 2021, GE Hitachi Nuclear Energy (GEH), BWXT Canadá y Synthos Green Energy (SGE) firmaron una carta de intención para cooperar en el despliegue del SMR BWRX-300 en Polonia. OSGE presentó el 8 de julio del año pasado una solicitud a la Agencia Nacional de Energía Atómica de Polonia para la evaluación del diseño del reactor. Actualmente, Polonia ya tiene proyectadas dos centrales nucleares a gran escala: una de 3,7 GW situada cerca de Choczewo, que contará con tres reactores AP-1000 de la empresa estadounidense Westinghouse, y una central de 2,8 GW en la región de Patnów-Konin, que dispondrá de dos reactores APR-1400 suministrados por Corea del Sur.

Por otro lado, el productor polaco de cobre y plata KGHM Polska Miedź SA también se ha mostrado interesado en construir una central nuclear modular NuScale VOYGR con una capacidad de 462 MWe formada por seis módulos, cada uno con una capacidad de 77 MWe. Polonia ha apostado por la energía nuclear en un contexto internacional cada vez más proclive al desarrollo nucleoeléctrico. En concreto, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28) de 2023, 24 países respaldaron una Declaración Ministerial en la que se pedía triplicar la capacidad mundial de energía nuclear para 2050. Los jefes de Estado o altos funcionarios de Bulgaria, Canadá, República Checa, Finlandia, Francia, Ghana, Hungría, Japón, Corea del Sur, Moldavia, Mongolia, Marruecos, Países Bajos, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, Suecia, Ucrania, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Estados Unidos firmaron la declaración el 2 de diciembre, y Armenia y Croacia también lo hicieron durante la cumbre. Según la Word Nuclear Association, «esta es la primera vez que la energía nuclear se especifica formalmente como una de las soluciones al cambio climático en un acuerdo de la COP».

A día de hoy en el mundo se encuentran 412 reactores en estado de operación. La capacidad instalada neta total es de 370.170 MWe. En estos momentos se están construyendo 59 unidades con una capacidad instalada neta total de 61.207 MWe. China es quien lidera los esfuerzos de construcción con 23 reactores. El gigante asiático dispone de 55 reactores nucleares en estado de operación.

Oier Zeberio Maiztegi

Esta entrada ha sido publicada en Nuestras Claves y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *