PERSPECTIVA HISTÓRICA DE LAS OPERACIONES RELÁMPAFO DE DECAPITACIÓN II

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b8/Flag_of_the_Collective_Security_Treaty_Organization.svg/640px-

La intervención de este tipo más reciente en el tiempo se produjo unas semanas antes
del inicio de la invasión rusa de Ucrania, y de manera muchísimo más limitada que ésta en
enero de 2022 en el contexto de la crisis de Kazajistán. Dicha crisis es descrita por Alejandro López Canorea de la siguiente manera 1 :
“…el gobierno (Kazajo) caería entre un realineamiento de elites, protestas multifactoriales, y la toma de Alma Ata – principal ciudad del país – por parte de un levantamiento armado, el presidente Tokayev se asentaría en el poder (gracias a la intervención)…”

Esta operación, llevada a cabo en lo que Carlos Taibo 2 denomina como extranjero cercano, fue realizada bajo mandato de la Organización Tratado de Seguridad Colectiva 3 (CSTO por sus siglas en inglés). Dicha operación implicó un rápido control del aeropuerto de Alma Ata y se produjo en ausencia de violencia a gran escala por parte de las tropas participantes, aproximadamente 3.000 efectivos (Gil Laso, A. 2023), cuyo contingente principal era ruso, y que se retiraron en el momento en el que la situación quedó estabilizada. El resultado fue una operación colectiva, relativamente limpia, especialmente rápida (apenas 10 días) y dentro de la narrativa del mantenimiento de la paz, la normalidad y estabilización a cargo de varias repúblicas ex soviéticas lideradas por la Federación Rusa. Se trata de un hito para esta organización, que hasta ese momento no había tenido una actuación eficaz, como sucedió en otros escenarios como en el Nagorno Karabaj (Barbero Montero, J. 2023) donde en el acuerdo de alto el fuego de 2020 no incluyo la participación o despliegue de fuerzas en el marco de la OTSC a diferencia de en Kazajistán en 2022.

Ocho años antes, entre febrero y marzo de 2014, Rusia llevó a cabo la anexión de Crimea en una operación muy efectiva en términos militares, con un coste mínimo y especialmente exitosa por su rapidez (apenas un mes), eje fundamental sobre el que pivotan este tipo de operaciones, que deben ser lo más cortas posibles. Mediante los acuerdos bilaterales de Rusia y Ucrania, se permitía la presencia de hasta 25.000 soldados rusos en Crimea, de la misma manera que la Flota Rusa del Mar Negro se encontraba estacionada en Sebastopol desde la desintegración de la URSS y el posterior reparto 4 de la Flota Soviética. La toma y control de Crimea se produjo sin bajas, con una actuación limitada a la salida de los soldados rusos de sus propias bases en la península, para pasar inmediatamente a bloquear las instalaciones militares ucranianas con ayuda de la población civil favorable, logrando tomar todo el control de la península bloqueando de manera efectiva el istmo de acceso. Todo ello se enmarcó en lo que se denomina como guerra hibrida y actuación dentro de la zona gris, al carecer las fuerzas que participaran en la operación de 2014 de parches identificativos, banderas, ni tampoco matrículas de los vehículos (retiradas al de unos días)…etc. De modo que todos aquellos medios que les permitiesen ser identificados directamente habían sido retirados antes de la operación, siendo ésta la clave, junto a la rapidez, al permitir la negación plausible sobre el origen de esas tropas, aunque se diera por hecho su procedencia. Pese a realizarse al margen del derecho internacional, esta operación reportó a la Federación Rusa un éxito rotundo en términos geopolíticos, dada la importancia de esta península en el acceso ruso a mares cálidos y al Mar Mediterráneo, constituyendo un pilar fundamental como posición avanzada (Sánchez Herráez, P. 2018) dentro de su estrategia.

Notas

1 López Canorea, A. (2022): Ucrania. El camino hacia la guerra – La esfera de los libros. (2022, 25 mayo).La Esfera de los Libros. https://www.esferalibros.com/libros/ucrania-el-camino-hacia-la-guerra/

2 Taibo, Carlos. (2014) Rusia frente a Ucrania: Imperios, pueblos y energía. Catarata.

3 Es una organización político-militar formada en 1992 por varios de los países que en su día formaron parte de la Unión Soviética. Sus integrantes son Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguizistán, Rusia y Tadjikistán. Para ampliar información al respecto, consultar: Barbero Montero, J: La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva: ¿una alianza eficaz? Documento de Opinión IEEE 87/2023. https://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2023 DIEEEO87_2023_JORBAR_Seguridad .pdf

4 Para ampliar información sobre el reparto de la Flota Soviética del Mar Negro entre Rusia y Ucrania, consultar: Treviño, J.M. (2020) La Marina Rusa en el Mar Negro. Defensa.com https://www.defensa.com/ayer-noticia/la-marina-rusa-en-el-mar-negro

Bibliografia

-Barbero Montero, J: La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva: ¿una alianza eficaz? Documento de Opinión IEEE 87/2023. https://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2023/DIEEEO87_2023_JORBAR_Seguridad .pdf

-Gil Laso, Alfredo. Kazajistán: una revolución sin colores (reedición). Documento de Opinión IEEE 11/2023. https://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2022/DIEEEO11_2023_ALFGIL _Kazajistan.

-López Canorea, A. (2022): Ucrania. El camino hacia la guerra – La esfera de los libros. (2022, 25 mayo). La Esfera de los Libros. https://www.esferalibros.com/libros/ucrania- el-camino-hacia-la-guerra/

-Taibo, Carlos. (2014) Rusia frente a Ucrania: Imperios, pueblos y energía. Catarata

-Treviño, J.M. (2020) La Marina Rusa en el Mar Negro. Defensa.com https://www.defensa.com/ayer-noticia/la-marina-rusa-en-el-mar-negro

-Sánchez Herráez, P. (2022) Crimea: ¿Una nueva “posición avanzada” rusa? Documento de Análisis IEEE número 18/2022. https://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_analisis/2022/DIEEEA18_2022_PEDSAN_ Crimea.pdf

Jon García Torre

Esta entrada ha sido publicada en Nuestras Claves y etiquetada como , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *