Artsaj, víctima de la limpieza étnica y la doble moral occidental (Parte II)

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Trans_Adriatic_Pipeline.png

El 19 de septiembre, las fuerzas armadas de Azerbaiyán comenzaron una ofensiva militar contra la autoproclamada República de Artsaj. El ejército y las autoridades karabajíes se rindieron 24 horas después. A la capitulación le siguió el anunció de que la república dejará de existir a partir del 1 de enero de 2024.
Empujados en su mayoría por el temor provocado por las unidades militares azeríes, hasta el miércoles 4 de octubre 100.632 armenios del Karabaj han huido a la República de Armenia. Atrás han quedado vacías ciudades como Stepanakert, bulliciosa en el pasado, actualmente desierta y en silencio. Y es que apenas queda ningún civil en el Karabaj, según han afirmado las autoridades armenias y la misión de la ONU que fue desplegada el pasado fin de semana en el territorio. Aproximadamente en dos semanas y media se ha producido una de las mayores limpiezas étnicas que ha visto Europa.
El Parlamento Europeo adoptó este jueves una resolución [1] que condena duramente la última operación militar de Azerbaiyán, el papel que está teniendo Bakú en el conflicto y la gestión por parte de la UE de la crisis. El texto fue adoptado por una abrumadora mayoría: 491 eurodiputados votaron a favor; solo nueve en contra y 36 abstenciones.
Entre otras cuestiones, la resolución [1] afirma que la última operación azerí ha sido un «ataque militar injustificado» y una «grave violación de los derechos humanos y del derecho internacional» y considera que «la situación actual equivale a una limpieza étnica». Además, entre otras demandas, los legisladores pidieron una «revisión exhaustiva» de las relaciones de la UE con Azerbaiyán, solicitaron a la Comisión que reconsidere rápidamente la «asociación estratégica» con el país en el ámbito de la energía y pidieron que se reduzca la dependencia de la UE hacía las exportaciones de gas de Bakú. También presionaron para que se suspendieran «todas las importaciones de petróleo y gas de Azerbaiyán a la UE en caso de agresión militar contra la integridad territorial de Armenia o […] ataques contra el orden constitucional y las instituciones democráticas de Armenia».
Es precisamente la relación entre Azerbaiyán y los estados miembros de la UE en materia energética y, sobre todo, gasística, lo que está haciendo que instituciones como la Comisión Europea o el Consejo Europeo miren hacia otro lado ante lo que está sucediendo.
Aunque la cooperación en materia energética viene de antes, el 17 de julio de 2022, casi cinco meses después del inicio de la invasión rusa de Ucrania, la presidenta de la Comisión Europea (CE) Úrsula von der Leyen viajó a Azerbaiyán con el objetivo de estrechar los lazos energéticos con el país, sobre todo en el ámbito gasístico. Al día siguiente, la presidenta de la CE y el presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev, firmaron el nuevo Memorando de Entendimiento relativo a una Asociación Estratégica en el Ámbito de la Energía [2].
En declaraciones efectuadas al día siguiente junto a Aliyev, la presidenta de la CE afirmó lo siguiente: “la Unión Europea ha decidido diversificarse, alejándose de Rusia y recurriendo a socios más fiables y dignos de confianza. Y me alegra contar con Azerbaiyán entre ellos. De hecho, usted es un socio energético crucial para nosotros y siempre ha sido confiable. Usted fue un socio crucial no sólo para nuestra seguridad de suministro, sino también en nuestros esfuerzos por alcanzar la neutralidad climática. El Memorando de Entendimiento que acabamos de firmar fortalece aún más nuestra asociación energética” [3].
En el Memorando de entendimiento se establecieron los siguientes tres puntos [3]:
Duplicar el suministro de gas de Azerbaiyán a la Unión Europea y expandir el Corredor de Gas del Sur, ampliando su capacidad de 8 mil millones de metros cúbicos a 20 millones en unos años [para el 2027 en concreto], alcanzando los 12 mil millones de metros cúbicos a partir del 2023.
Fomentar la cooperación en materia de energías renovables; en particular, en el ámbito de la energía eólica marina y el hidrógeno verde. Azerbaiyán pasará de ser un proveedor de combustibles fósiles a convertirse en un socio “muy confiable y destacado” de energías renovables para la Unión Europea.
Compromisos para reducir las emisiones de metano en toda la cadena de suministro de gas. Se recomienda “encarecidamente” a Azerbaiyán a que se una al Compromiso Mundial sobre el Metano.
Aunque la decisión adoptada por el Parlamento Europeo este jueves se podría considerar un gesto importante, lo cierto es que probablemente no sea efectiva, ya que la cooperación energética con Azerbaiyán sigue considerándose como estratégica en la UE y Bakú se ha convertido en un nuevo actor en el mercado europeo del gas.
Según el presidente de Azerbaiyán, Aliyev, las exportaciones de gas de Azerbaiyán a Europa aumentarán hasta 11.600 millones de metros cúbicos en 2023 (frente a los 11.400 millones de metros cúbicos en 2022). El pasado 25 de abril, por ejemplo, Bulgaria, Rumanía, Hungría y Eslovaquia firmaron un Memorando de Entendimiento con Azerbaiyán para impulsar el envío de gas desde ese país a la UE y a Europa Central y Sudoriental. Países como Grecia e Italia también dependen del gas azerí.
Lo cierto es que Azerbaiyán ha utilizado y utiliza parte de los recursos monetarios provenientes de la venta del petróleo y el gas para modernizar su ejército y aumentar su capacidad ofensiva. Las victorias obtenidas contra Armenia en el campo de batalla desde el 2016 se explican principalmente por este proceso de actualización. Los triunfos militares contra Armenia y el aumento de la proyección internacional del país, en gran medida por los acuerdos energéticos, hacen que Bakú sea más proclive a imponer su voluntad a Ereván, reduciendo así el margen para la negociación.

Referencias
[1] https://www.europarl.europa.eu/doceo/document/RC-9-2023-0393_EN.html
[2] https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/ip_22_4550
[3] https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/da/statement_22_4583

Oier Zeberio Maiztegi

Esta entrada ha sido publicada en Nuestras Claves y etiquetada como , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *